Alfonso Orozco: “Bendigo mi necesidad porque fue mi gran oportunidad”

Muchos se preguntarán, ¿cuál es la receta del éxito poder alcanzar todo lo que algún día se soñó o se propuso como objetivo? ¿cómo lograr el reconocimiento y respeto de otros, a tal punto de ser reconocido con galardones y prestigio?, pues esto solo es una parte de  la vida del licenciado Alfonso Orozco Velázquez.

Por: Marvin Sandoval

En el municipio de San Pedro Sacatepéquez, San Marcos, Guatemala, un 28 de febrero de 1943 en un humilde hogar nacía Alfonso Orozco Velázquez, en una familia de 6 integrantes, es el tercer hijo de cuatro hermanos. Nació en una situación política difícil lo cual obligó a su padre a irse a las montañas, Alfonso tuvo que trasladarse a la ciudad capital con su madre y hermanos.

Juan Orozco
El licenciado Orozco, ganador del premio La Golondrina de Oro en la cena de los campeones (2009).

¿Cuál fue su principal motivación para alcanzar todos sus logros?
Desde pequeño mi situación económica fue difícil, empecé a trabajar desde muy joven en el comercio informal, trabajaba de día y estudiaba por las noches.

Agregó que su hermana mayor fue una de las personas que lo motivó a estudiar y ser buen estudiante, pero que principalmente el pensamiento de  “el tamaño del éxito es del tamaño del sacrificio”, expresó Orozco,  convirtió su necesidad en lo que lo impulsó siempre a buscar nuevos retos y nunca acomodarse.

La fortaleza,  aceptar retos y la persistencia son las enseñanzas que según su hijo, el licenciado  le dejó bien enmarcadas con el ejemplo que él mostraba. “Mi papá era de nunca rendirse y siempre para adelante”, agregó Juan José Orozco.

¿Cuál ha sido su recorrido académico?
Después de cursar la primaria y básicos, me gradué de perito contador en la Escuela Nacional Central para Varones en el año 1964,  continué  mi carrera de economista y en el año 1978 me gradué de contador público y auditor en la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC). Dos años más tarde (1980) me convertí en administrador de empresas, esto fue en la Universidad Mariano Gálvez.

A estas dos carreras económicas, cabe resaltar que fue catedrático en la USAC de la maestría en consultoría  tributaria por dos años.

Entre sus logros más notables están:
– Miembro de la Asociación Tributaria Guatemalteca –ATG-.
– Ex miembro del comité de Normas Internacionales de contabilidad y autoridad del Instituto Guatemalteco de Contadores Públicos y Auditores (IGCPA).
– Durante los años 1,991 a 2003 fue columnista de Prensa Libre.
– Socio-director en la firma profesional Alfonso Orozco & Asociados, una de las firmas de auditores y contadores más reconocidas en Guatemala.
– Locutor profesional, título que le fue otorgado por la  TGW.
– Fundador de programa radial  “Cremas en acción” que estuvo al aire por 27 años.
–  El colegio de economistas de Guatemala le entregó el premio al profesional del año.
– Ganador de la Golondrina de oro en la cena de campeones en el 2009.

¿Cuál es su experiencia en el deporte?
Inicialmente quise ser futbolista pero mi condición económica no me lo permitió, ya que tuve  que trabajar desde temprana edad. Sin embargo, en los años 1,999 al 2001 saqué mis cursos en la federación como entrenador profesional de futbol en los niveles uno, dos y tres.

“Estuve como coordinador de las ligas menores del club  Municipal de Guatemala, en los años 1,977 a 1,979 y fuimos campeones 5 torneos consecutivos. En el año 1982 con el apoyo del presidente del club comunicaciones, Jorge Aparicio, fundé y coordiné las ligas menores del club Comunicaciones  y fue hasta 1986 fue cuando creé la escuela de futbol Comunicaciones en Acción”.

Años después, en 1997,  nace la idea de una escuela que ayude a los jóvenes más allá de lo deportivo y es así como nace la Escuela Brasileña de Futbol, EBF.  Además, con el propósito de ayudar a jóvenes de escasos recursos y darles la oportunidad de jugar en un equipo, creó la Fundación Promofutbol AOV llevándolo a convertirse en director técnico del equipo Esportivo Guatemala EBF, en las ligas cuarta y tercera división del Futbol Nacional.

El licenciado Orozco es un firme pensador de que en Guatemala hay muchos clubes de futbol, pero hacen faltan más escuelas que preparen a los jóvenes no solo deportivamente sino  también moralmente. “Libros en mano y balón en los pies”, es una de las frases que caracteriza su escuela de futbol, que promueve el deporte y el desarrollo personal.

¿Actualmente a qué dedica su tiempo libre?
Disfruto mucho el tiempo con mi nieto más pequeño, tengo 16 nietos  y ahora solo trato de dejar encaminados a mis hijos, asesorándolos y haciendo la sucesión de los proyectos que con esfuerzo hemos ido construyendo a lo largo del tiempo.

Los fines de semana se le puede observar en las canchas del filosofado en la zona 11, jugando una “chamusquita” con los jóvenes que integran la Escuela Brasileña de Futbol, que  según cuentan algunos jugadores  a pesar de los años “todavía tiene el toque”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s