Chofo Espinosa: “Siento que pertenezco a un mundo de mentiras, uno de hadas y de mitología”

Rodolfo Espinosa es un productor, guionista, actor, músico y director de cine guatemalteco. Entre sus trabajos más destacados están las películas de: Aquí me quedo, POL una aventura en la USAC y Otros 4 litros. Además ha trabajado más de 30 cortometrajes a lo largo de su trayecto como cineasta.

Por: José Pablo Muy

Rodolfo Espinosa, conocido como “Chofo” en el medio, nace el 28 de junio de 1981 en New York, esto debido a que en la época en la cual su madre estaba embarazada, su padre recibió una amenaza de muerte por lo cual tuvieron que vivir un tiempo en la ciudad americana. Al transcurrir los meses, regresan a Guatemala y Rodolfo pasa su infancia en la colonia Granai & Townson a inmediaciones de la Universidad San Carlos de Guatemala, USAC.

¿Cuál ha sido su recuerdo más vívido de su niñez?
Recuerdo cuando descubrí la caricatura. Empecé a dibujar en distintas hojas objetos en diferentes posiciones, para que al cambiar las hojas pareciera que tenían movimiento.

Espinosa cuenta como desde niño siempre se mantuvo aislado de los demás, esto debido a que en la hora del recreo mientras sus compañeros jugaban fútbol, o se ponían a hacer cualquier otra actividad recreativa, él prefería sentarse en una esquina para poder leer.

Desde la niñez siempre mostró un gusto muy peculiar por los dinosaurios, fue tanta su afición que de parte del colegio llamaron a sus padres, para notificarles que su hijo quizás tenía un problema, ya que en la clase de arte solamente dibujaba dinosaurios, pero como él mismo explica, esto fue una forma de escaparse de la realidad.

MUY-TEXTO
Rodolfo Espinosa, productor de las películas: Aquí me quedo, POL y Otros 4 Litros.

¿Cómo descubrió que quería ser director de cine?
Aunque desde pequeño siempre me gustó imaginar historias y poder adaptarlas en mi cabeza, esto no fue intencional. Recuerdo que cuando tenía 13 años un amigo escribió una novela y yo la adapté a un guion de película, aunque claro que nunca la produje.

El entrevistado apunta que debido a la injerencia de su padre, ya que toda su familia es de científicos como él mismo la describe, empezó a estudiar Biología, pero decidió dejarla tras  año y medio y optó por estudiar Historia del Arte y Actuación en la Escuela Nacional de Arte Dramático “Carlos Figueroa Juárez”, ENAD, y fue gracias a unos ejercicios “extraños” en él cuál empezó a sentirse que había nacido para eso.

Espinosa hace la comparación de su carrera  y la heroína, y cuenta como la actuación se convirtió en una droga que cada vez lo dejaba más y más ansioso por consumirla, y así empezó a sentir que pertenecía a un lugar, con esa gente que no es “normal”, como él las califica.

¿Pudo concluir sus estudios?

No. Al final lo dejé todo y poco a poco empecé a estudiar más cosas de cine pensando que era algo a lo que me podía dedicar.

El cineasta comenta que tuvo la oportunidad de estudiar un curso de producción de video en Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos. Pero más que una oportunidad él considera su paso por Norteamérica como algo meramente guiado por las “hormonas” ya que fue siguiendo a la que en ese tiempo era su novia, a quien su tío le pagó el curso. Espinosa dice que tuvo que trabajar 3 años en Guatemala para poder pagar su viaje y así poder seguir a su pareja.

¿Cuál ha sido su largometraje favorito?

Sin duda POL, toda la película tiene algo de mí, una experiencia vivida. Cuando recuerdo la filmación yo me sentía en mi casa, aunque tenía enemigos por todos lados, en especial en Rectoría.

 

El productor relata que durante la filmación de una escena en la cual corrían por los techos de los pasillos, inmediatamente llegaban los policías a pedir el permiso correspondiente, a lo cuál él respondía “lo tiene la productora” y mientras el agente de seguridad buscaba a la productora, la cual empezaba a caminar para poder evitarlo, ellos terminaban de grabar para que al regresar el agente indicando que la productora no tenía el permiso, él se disculpaba y se retiraban del lugar con los vídeos grabados.

¿Cómo ha sido su relación con otros directores?

Hay de todo. Hay amistad, tensiones, favores que me deben. En cierta ocasión Jayro Bustamante llegó a mi casa a pedirme unos coches que tenía, y yo estaba en una necesidad económica y me pareció genial que me llegaran a alquilar los coches. Al final los pidieron gratis como colaboración, pero como director pude entender,  los solicitaron por 2 días y se alargó a 2 semanas, me los devolvió, me agradeció y me dijo que contara con él para cualquier cosa que necesitara, en algunos momentos he necesitado ayuda y nada.

¿Cómo se definiría Chofo Espinosa?

Chofo sigue siendo esta persona confundida, perdida en el mundo, que siente que no pertenece a él hasta crear otro mundo de mentiras. Siento que pertenezco en un mundo de mentiras, uno falso, un mundo de hadas y de mitología.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s