¿Solo en septiembre existe “patriotismo”?

Cada año, a partir de los primeros días de septiembre, podemos observar que varias instituciones ya sean privadas o estatales, casas, automóviles, centros educativos, sitios web o redes sociales se llenan de banderas de Guatemala o se contagian del fervor patrio que provocan los famosos colores “azul y blanco”.

Por: Javier Aguilar

Lo que siempre pasa por mi cabeza es si el motivo por el cual las personas sacan a relucir sus banderas es porque los hará más guatemaltecos, porque no creo que eso ocurra, incluso, unas banderas de las que están colgadas en las calles y avenidas del país, ni siquiera son del color azul cielo que nos caracteriza.

Pasado el mes patrio, se esfuman todos los colores, pabellones, actividades y demás que se realiza en conmemoración a la independencia del país, como que solo en esos 30 días fuera permitido sentirse chapín.

Colocar banderas por doquier, desfilar el 15 de septiembre, ir por las famosas antorchas, desearle “feliz independencia” al país, no demuestra un amor patrio, porque mientras lo hacemos, fallamos arrojando basura a la calle, evadiendo impuestos, y no preparándonos para sacar adelante a nuestra patria.

El mismo Palacio Nacional de la Cultura es adornado por una infinidad de banderas guatemaltecas, las cuales el primero de octubre están siendo retiradas, dejando únicamente a la que se encuentra en el centro de la Plaza Central.

Una cantidad grande de chapines manifiesta que los mexicanos son “agrandados” y por ello mismo no son de su agrado, aunque a criterio propio siento que lo que tenemos es un celo, porque ellos aman a su país sin importar que sea el mes de las fiestas patrias, para nuestros vecinos lo mejor fue, es y será siempre su nación, algo a lo que le tengo envidia de la buena.

Nos estamos olvidando de nuestra música, cada vez menos niños escuchan marimba. Cada día se ven menos trajes típicos porque existen personas a las que les da pena portarlo por la discriminación que existe.

Debemos estar orgullosos de lo que somos, de lo que tenemos, de lo que sabemos hacer y explotarlo al máximo. Guatemala es un país maravilloso, con una calidad humana excepcional, con un clima envidiable, arquitecturas espléndidas, una historia riquísima, en realidad tenemos cosas que muchos países del mundo desean.

¡Me siento muy orgulloso de ser chapín!

Foto: Cortesía Alejandro Recinos

javier opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s