Oscar para todos

  • Un inicio poderoso, con la energía de Queen levantando al auditorio presente y televisivo, y un final cautivador, con Julia Roberts adueñándose del escenario, marcaron los mejores momentos de la 91 edición de los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas.

 

Héctor Salvatierra*

hsalvatierra2000@yahoo.com

Al ritmo de We will rock you y de We are the champions arrancó  en el Teatro Dolby de Los Ángeles, el evento que brinda el Óscar  a las películas destacadas por la industria del cine.

La intervención de Adam Lambert, Brian May y Roger Taylor propició que la jornada empezara a tambor batiente, pues la audiencia se puso de pie, igual que cuando la protagonista de Pretty woman iluminó la velada para anunciar, antes de la caída del telón, la estatuilla en la categoría de Mejor filme.

Esta vez no hubo una producción dominante, ya que las y los no menos de 7 mil votantes decidieron quedar bien con todos y distribuyeron los reconocimientos.

Muy lejos estuvo, con sus 4 premios, la máxima ganadora de la noche, Bohemian Rapsody, de entrar en la lista de las más galardonadas de la historia,  ni siquiera tendrá para situarse en el top ten.

Y es que levantó trofeos por Actor protagónico, Rami Malek, edición de sonido, mezcla de sonido y montaje, viendo a la distancia los 11 Oscar que en su momento cosecharon Ben Hur, Titanic y El señor de los anillos, con el apunte de que hace 16 años esta última resaltó en cada una de sus nominaciones.

Con la visión de efecto expansivo, la mexicana Roma, de Alfonso Cuarón, se llevó 3 de las 10 nominaciones en las que participó, entre ellas la de director y película extranjera. Acaparar las palmas por una cinta no hablada en inglés salvó la relativa paradoja de “ser el mejor director” sin el acompañamiento de filme, actor, actriz o guion.

Vale señalar que, por ejemplo, en 2018 Guillermo del Toro fue aclamado en Dirección y película: La forma del agua; y en 2015, Alejandro González Iñárritu lo emuló por Birdman. Este mismo, en 2016 recibió ovaciones por dirigir El renacido, y  Leonardo DiCaprio, su protagonista, el de actor. Por cierto, ¡Viva México!

Reitero, no es  regla que el Mejor director tome el Óscar de Mejor película; sin embargo, es más convincente cuando One thing leads to another, como dice la canción de The Fixx.

Pero bueno, el voto cruzado condujo a que Malek desbancara a un imponente Viggo Mortensen que se fue en blanco a pesar de que Libro Verde es Mejor película, y su coequipero, Mahershala Ali, Actor de soporte.

Olivia Colman vivió el pasaje emotivo cuando tuvo en sus manos la estatuilla de Actriz que parecía destinada para Glenn Close. Tal sorpresa generó que la protagonista de La favorita expresara palabras en favor de  quien una vez más, por séptima ocasión, se quedó “con los colochos hechos”.

En conclusión, el ahora “rápido” y, por momentos, “descafeinado” espectáculo, por la ausencia de conductor o conductora, dejó a una película con 4 Óscar, a 3 con 3; y a 11 con 1, de manera que la mayoría celebró.

Solo falta esperar que en las salas de Guatemala permanezcan en cartelera las que desfilaron en las 3 horas de proyección y sean incorporadas las que aún no llegan, para que cada quien evalúe los resultados de la tradicional cita con el séptimo arte. ¡Vamos al cine!

*Docente universitario, periodista y consultor en comunicación estratégica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s