A dos años y aún faltan 41 niñas

El 8 de marzo se cumplirá el primer aniversario de la muerte de 41 niñas a causa del incendio ocurrido en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, el fuego fue producido por una menor de edad al quemar una de las colchonetas con el fin de llamar la atención de la policía, quien las cuidaba, para que abriera la puerta del salón donde se encontraban encerradas debido a que intentaron escapar por “tratos inhumanos”.

Por: José Pablo Muy

Según la Secretaría de Bienestar Social entre las víctimas se encontraban menores de edad que estaban bajo la protección del estado por casos de: rebeldía, abandono, fuga de casa, consumo de drogas, violencia sexual, problemas familiares, maltrato, orfandad y por carecer de recursos económicos.

Cada 8 de marzo se conmemora la muerte de 41 niñas debido a la negligencia de las autoridades de turno. Foto: Con Criterio

Son varias las familias guatemaltecas que sufren aún la pérdida de sus hijas y piden que los responsables sean encarcelados, tal es el caso de Rosa Tobar quien acusó al estado, el 14 de mayo del 2017, de drogar y prostituir a las menores recluidas en el Hogar Seguro y pide justicia por su hija Rosa Julia Espino Tobar y todas las demás menores.

Elizabeth Cun albergó por un tiempo a Ana Rubidia Chocooj Chúta, una de las víctimas, la entrevistada dice haber conocido a la niña en el 2016 encontrándola con una pequeño costal que contenía una almohada, una sábana, y unas mudadas de ropa, Chocooj le pidió trabajo ya que no tenía nada que comer.

Cun cuenta que Ana Rubidia le confesó haber escapado de su casa, en Joyabaj municipio del departamento de Quiché, por recibir maltrato de parte de su madrastra. “Al ver que no encajaba en la escuela la llevamos para que pudieran darle ayuda profesional y de ahí no supimos nada más de ella, sus últimas palabras fueron: te quiero mucho, cuando cumpla 18 años regresaré. Cuando su nombre apareció en el noticiario fue imposible no llorar, sus sueños fueron trucados”, agregó.

Ana Rubidia Chocooj fue una de las víctimas mortales quien antes de ingresar en el Hogar Seguro escapó de su casa en Quiché, por maltrato de parte de su padre. Foto: José Pablo Muy

Días después de la tragedia fue publicado en un medio de comunicación impreso las declaraciones del padre de familia de Ana Rubia Chocooj quien entre lágrimas decía haberse arrepentido del daño que le había hecho a su hija, según dijo Chocooj su padre y un amigo de él intentaron agredirla.

Al haber transcurrido ya dos años varias familias afectadas recibieron ayuda psicológica de parte de una brigada llamada “Abrazos del alma” en conjunto con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, quienes asistieron a las sobrevivientes, niños y niñas cercanos a la familia. Sonia Recinos, impulsadora de la brigada, dice ver la esperanza en ese tratamiento mental.

Foto encabezado: RepublicaGt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s