¿El incendio en Amazonas pudo haber sido a propósito?

Los incendios forestales no son algo nuevo en Brasil aunque esta semana ha activado las alarmas nacionales y creado tendencia mundial, ya que a comparación de otros años en 2019 hubo 76.7 mil (del 1 de enero al 22 de agosto) incendios registrados a comparación del 2018 41.4 mil según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil.  

Por: David Valenzuela

Con el hashtag #PrayForAmazon (reza por la Amazonia), miles de usuarios a través de sus redes sociales expresaron su indignación hacia las autoridades brasileñas, el presidente francés Emmanuel Macron, no se guardó la misma y en su cuenta de Twitter calificó de “crisis internacional” la situación.

“El tiempo seco, el viento y el calor hicieron que los incendios aumentasen mucho en el país”, publicó Ricardo Salles, ministro brasileño de Medio Ambiente en su cuenta de Twitter.

En esta línea con conclusiones contrarias a las del ministro Salles, Nurit Bensusan, del Instituto Medioambiental, organización que promueve la conservación y los derechos indígenas, expresó “esto no es una venganza de la naturaleza, es algo muy muy humano”.

“Lo que esté a nuestro alcance lo haremos. El problema es tener los recursos”, afirmó el presidente brasileño Jair Bolsonaro, quien además a inicios de esta semana sugirió que los “oenegeros” eran los principales sospechosos de desatar el fuego.

“Las ONG (organización no gubernamental) perdieron el dinero de Alemania y Noriega. Están desempleadas. ¿Qué tienen que hacer? Intentar derrumbarme”, expresó Bolsonaro.

Al ser nuevamente cuestionado el mandatario de dicho país el día jueves en declaraciones dijo “cualquiera puede ser sospecho, incluso los granjeros”.

Según The Economist, revista semanal que aborda la actualidad de las relaciones internacionales y de la economía desde un macro global, los arboles han desaparecido un ratio de dos Manhattans por semana, “desde que asumió el cargo ha practicado un verdadero desmantelamiento de la política ambiental del país”, explicó Romulo Batista miembro de la campaña Amazonia de Greenpeace. Aunque los incendios son frecuentes en Brasil durante esta época también dan camino a deforestar ilegalmente con la intención de criar más ganado, como sucedió con el diario local Novo Progreso (estado de Para) que convocó la semana pasada a un “día de fuego” en el que familias de agricultores en apoyo al Presidente Bolsonaro incendiaron sus propiedades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s