La hipersexualización a temprana edad como herramienta de venta

El culto al cuerpo y a la personalidad es la nueva forma en la que grandes empresas han decidido emprender sus negocios y productos. ¿Cómo es posible que la sexualización de la sociedad se use como herramienta de venta? Esto es posible gracias a las tendencias y a las ideas implantadas en un colectivo.

Por: José Pablo Muy

Un estudio de Fondos de Naciones Unidas para la Niñez, UNICEF, reveló que, aunque el inicio promedio de la vida sexual de una persona es a los 15 años, 4 de cada 10 adolescentes afirmaron tener relaciones sexuales desde los 12 años. ¿Por qué las personas inician cada vez más temprano su vida sexual? La respuesta más viable es la hipersexualidad de la infancia, y esto se logra a través de mensajes directos e indirectos en los programas infantiles y el contenido de entretenimiento que se produce.

“Si no se queja se lo meto”, “si tu novio te deja sola dime que yo paso a buscarte”, “no me importa que usted sea mayor que yo, yo la quiero en mi cama”, son unos de los tantos mensajes cotidianos que se escuchan en las canciones que se reproducen en los autobuses e incluso fiestas infantiles.

Los mensajes que se ven y se escuchan son los que intervienen directamente en nuestra forma de pensar. Foto: José Pablo Muy

David Son, sociólogo, explica que el comportamiento de las masas está relacionado a lo que ve y escucha, ¿Pero a quién le favorece esto?, se pregunta Son, respondiéndose a sí mismo: A las empresas que venden condones, juguetes sexuales, que practican abortos y que son financiados por fundaciones multimillonarias que se benefician de las ganancias.

Se ha demostrado que en países en donde los abortos son legales, sin causales de fuerza mayor, las grandes empresas que se dedican a este tipo de actividades como Planned Parenthood, triplicaron sus ganancias, en su mayoría con “clientes” menores de edad.

“La música, el cine, la televisión y el entorno está diseñado para que cada vez tengamos sexo más temprano, esto nos convierte en consumidores en potencia, a ellos no les importa nuestros cuerpos, nuestra sexualidad o nuestro placer, le interesa nuestro dinero y ahora van por los clientes más vulnerables, la niñez”, apuntó Son.

La hipersexualización de la sociedad busca en gran medida encontrar clientes cada vez más jóvenes. Foto: José Pablo Muy

Las empresas de condones y las sex shop, han tenido una muestra favorable por la mayoría de personas en la sociedad, como resultado de intensas jornadas de publicidad indirecta que nos invita a comprar, esta aceptación significa más clientes y por ende más dinero.

Otra de las grandes tendencias es el apoyo (en forma de publicidad) a colectivos LGBTIQ+ bajo la premisa del “Pride” mejor conocido con el Orgullo Gay, al principio parece un apoyo desinteresado, pero Son advierte que esta es una estrategia para llegar a otro público vulnerable, y que está demostrado que consume más, los colectivos gays.

“No es homofobia, es más, yo estoy a favor de estos movimientos, pero no me parece que los usen como sus mascotas, como sus clientes en potencia, son más que eso, son personas con derechos, pero que por su situación de marginación son más propensos a manipulaciones a cambio de supuesto apoyo”, apuntó el experto en sociología.

Por lo tanto, el sociólogo concluye como una solución a no dejarnos envolvernos por tendencias mal intencionadas que buscan el deterioro de nuestra integridad y de la de la juventud e infancia, todo como una estrategia de marketing orquestada desde las fundaciones más ricas del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s