Estudiantes de la USAC llevan víveres y promueven el arte en la aldea San Antonio frijolillo

La actividad forma parte de un esfuerzo por combatir la desnutrición y mejorar espacios para algunas comunidades del país.

| BAILE CON CONCIENCIA

Ayer por la mañana, la agrupación “Salseros USAC” visitó la aldea San Antonio el frijolillo, ubicada en Santo Domingo Xenacoj, municipio del departamento de Sacatepéquez, como continuación de un proyecto social que realizan en algunas áreas del país.

Desde muy temprano, los voluntarios convivieron con las familias, presentando el Show de EPI Clown y talleres de música. También llevaron a cabo una Roda de Capoeira, arte marcial afro-brasileño que combina facetas de danza, música y acrobacias, así como expresión corporal.

Posteriormente los niños y las niñas de la comunidad disfrutaron de una refacción y quebraron piñatas, las cuales contenían juguetes. Los organizadores repartieron a las familias una donación de 170 cajas de leche en presentación de 1.5 litros, bolsas con Incaparina, una variedad de víveres, útiles escolares, ropa y zapatos.

Julio Escobar, coordinador general del proyecto, explicó que el mismo dio inicio en octubre del 2018 y tiene como ejes la salud, el arte y la educación. Además, destaca que el objetivo es lograr incidir en las comunidades de escasos recursos y con desnutrición, a través del arte.

El equipo de voluntarios está conformado por estudiantes activos y egresados de varias facultades y también les apoyan algunos catedráticos.

El proyecto se divide en dos vías: la primera, difundir el baile con todos los estudiantes de la USAC, con talleres gratuitos. Y la segunda, que los estudiantes se involucren en actividades de conciencia social a través de un programa de voluntariado.

Ligia Palacios, quien participa como voluntaria, comentó “lo que llamó mucho mi atención, fue que aparte de aprender Rueda de Casino, las clases tuvieran una proyección hacia el sector más desfavorable de la población.”

APOYAN A TRAVÉS DE DONACIONES

“Realizamos colecta de víveres y de útiles escolares y lo hacemos de la siguiente manera: los estudiantes no pagan nada por las clases de baile. Ellos colaboran con dos libras de Incaparina por clase, o dos cuadernos por clase. En su defecto, los estudiantes pueden dejar una colaboración mínima de Q10.00 y nosotros hacemos esa colecta, luego vamos a comprar los víveres y útiles.” Explica Escobar.

A través de sus redes sociales, ellos presentan un informe detallado de cuentas con los gastos, comprobantes y facturas, para garantizar la transparencia y que las personas tengan la certeza de que el dinero no se está malversando.

Según el Instituto de Estudios Fiscales -Icefi-, en el informe: Desnutrición crónica infantil en Guatemala: una tragedia que el debate político no debe evadir, publicado en julio de 2019, “La desnutrición infantil está vinculada con la desigualdad.”

Sheny Tahuite, de la facultad de derecho, es voluntaria activa desde hace dos meses y considera que “las principales necesidades de la aldea, según lo observado, es la calidad de vida que tienen los niños. Los derechos que se le vulneran como: la educación, la poca participación del Estado para brindarles instalaciones seguras y estables; también la salud, ya que varios menores presentan desnutrición, el acceso a los servicios básicos y una vida digna en virtud de que desde la infancia dejan el estudio por ayudar a sus papás a ganar el sustento diario.”

AYUDA DIRECTA A LA COMUNIDAD

En septiembre de 2019, se realizó la primera visita a la aldea San Antonio el frijolillo, la cual está conformada por aproximadamente 50 familias, según lo indicó Cirilo Patzán Sequén, Presidente de la Dirección de padres de familia. La visita se coordinó con el Consejo Comunitario de Desarrollo -COCODE y se apoyó de diversas formas.

Los voluntarios llevaron una generosa cantidad víveres y útiles escolares. Renovaron y reestructuraron el laboratorio de computación de la escuela. Crearon un espacio apto para que los niños y las niñas puedan leer. Para la construcción de las libreras se utilizaron cajas tomateras y algunos otros materiales reciclables. Se reorganizaron los libros que se tenían y a través de donaciones obtuvieron otros de lectura y cuentos infantiles.

La Organización de Estudiantes de Nutrición -OEN- de la USAC, realizó un diagnóstico nutricional a 56 menores en edad escolar, 29 bebés y 31 mujeres. Los resultados revelaron que, de los 56 menores, 32 tienen problemas nutricionales (29 con desnutrición crónica, uno con desnutrición aguda y dos con problemas de sobrepeso asociados a la desnutrición).

Por su parte, estudiantes de la facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia apoyaron desparasitando a más de 38 mascotas, entre ellos perros y gatos.

Desde la parte artística, se realizaron actividades lúdicas con instrumentos musicales y se invitó a los niños y a las niñas para participar en actividades de baile, entre ellos la Zumba.

“Es necesario seguir trabajando y colaborando con la aldea y buscar alternativas.  No se trata sólo de darles víveres y que sea un programa asistencialista, sino que “enseñarles a pescar” como dice el dicho. Es una situación de emergencia que como universitarios sancarlistas debemos atender.” puntualiza Escobar.

BAILE QUE LLEVA ALEGRÍA

En diciembre de 2018, visitaron el Hogar Margarita Cruz Ruíz, el cual alberga a  mujeres de la tercera edad. Compartieron con ellas una refacción y regalos. Las voluntarias pintaron las uñas y maquillaron a las ancianitas que lo deseaban.

Tuvieron una presentación de baile y posteriormente las invitaron a danzar, logrando una sonrisa en el rostro de las ancianitas.

Otra acción de ayuda social se llevó a cabo en junio de este año, en un hogar que se encarga de niños y niñas que han sufrido violencia y abandono. Los voluntarios compartieron tiempo de calidad con los menores, llevaron música, danza, juegos y diversión.

Además, los universitarios llevaron a cabo una colecta de materiales reciclables (papel y latas de aluminio), para apoyar al financiamiento del Hogar.

¿CÓMO SUMARSE AL PROYECTO?

Las clases se retomarán en enero del 2020. Para quienes estén interesados en participar en el voluntariado y las clases de salsa, pueden llegar los sábados de 12:00 P.M a 2:00 P.M, frente al edificio de Rectoría, de la USAC o buscándolos en Facebook como: Salseros Usac

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s