Rescatan animales en Ciudad Peronia

Motivadas por darle una mejor vida a perros y gatos en situación de calle, cinco personas unen esfuerzos.

Guatemala, 01 de noviembre de 2020

Yohana Peinado, Jaqueline Ajú, Clara Gómez y Katerine Ajú y Allan Chacón, tienen en común el amor por los animales y la lucha por erradicar el maltrato. Los guatemaltecos en mención, observaron que en el mercado de Ciudad Peronia, en Villa Nueva,  habían perros y gatos abandonados.

Entonces, decidieron hacer un cambio.

Yohana Peinado, una de las rescatistas, menciona que hace tres meses iniciaron el proyecto “Dejando Huella”.

Con fondos propios y el apoyo de algunas donaciones, han podido dar una mejor vida a animales que han sido abandonados, como a Coqueta, una perrita que padece un tumor y se le están realizando quimioterapias.

Coqueta de visita en la Veterinaria Fichulais, en Zona 10, donde recibe tratamiento médico.

Mirella Rionda, apadrinó a Coqueta, pagando los siete días que estuvo internada en la veterinaria, un quintal de concentrado, antibióticos, vitaminas y un gel alimenticio.

Ahora coqueta está a la espera de un hogar permanente.

Utilizamos nuestras casas como hogar temporal, luego los damos en adopción.”

Yohana Peinado

SI PUEDES, ADOPTA

Vaquita llegaba todos los días a una panadería del mercado en busca de alimentos. Cuando fue rescatada estaba embarazada. El diagnóstico veterinario fue desafortunado. Vaquita tiene el tumor de Sticker (enfermedad venérea transmisible entre caninos), una infección en los ojos, de la cual ya recibió tratamiento y sanó, y punto de anemia.

Fotografía tomada de la página Dejando Huella.

Hace mes y medio, tuvo a sus bebés y ahora se le está vitaminando para proceder con las quimioterapias, son tres y cada una tiene un valor de Q400.

ATENCIÓN INMEDIATA

Los rescatistas también ayudan a los gatos. Hace unos meses se les alertó de una gatita que había sido abandonada, de inmediato se llegó al lugar, se le rescató y buscó un hogar. La gatita de nombre “Minny May”, afortunadamente también fue adoptada.

Minny May, descansa cómoda sobre un sofá.

VENDEN EN EL MERCADO PARA RECAUDAR FONDOS

Rescatar a un perro no es nada barato, según indica Peinado: “En jornada, una castración puede tener un costo de Q200 a Q250 y en una veterinaria si es macho pequeño Q400 y si es una hembra grande Q1200, depende mucho del peso. Es mejor en jornadas pero hay que hacer colas y disponer de un día completo”, puntualiza.

Para recaudar fondos, decidieron poner a la venta algunas prendas y pares de zapatos que ofrecen en el mercado de Ciudad Peronia.

Peinado explica que un par de zapatos valorados en Q100 ellas los están dando en Q50.

Con el dinero obtenido de las ventas, las rescatistas explican, que se pretende costear las castraciones, medicinas y alimentos que necesitan los animales bajo su cuidado.

Para recaudar fondos venden mascarillas a Q15 y playeras a Q60
Para las mascotas, venden pañuelos con un costo de Q20.

LA HISTORIA DE MANCHITAS

Manchitas fue rescatado en el mercado. Lo encontraron deshidratado, con los dientes quebrados, garrapatas y lo más impactante: con una herida profunda en su cuerpo.

La herida la tenía en la parte superior de la pata derecha.

De inmediato se le llevó a un centro veterinario ubicado en ciudad San Cristóbal en Mixco, se le realizó una cirugía.

Manchitas, saliendo de la veterinaria después de la operación.

Hubo que llevarlo varias veces más, para que le retiraran los puntos y asegurarse de que la recuperación marchaba bien.

Manchitas fue diagnosticado con una enfermedad venérea tipo papiloma. El médico les indicó que sería necesario realizarle quimioterapias y cirugía para corregirlo.

Es importante mencionar, que los gastos fueron costeados por las rescatistas

Afortunadamente encontraron un hogar temporal, la propietaria de un salón de belleza lo acogió y brindó cuidados durante su recuperación.

En la fotografía se puede observar la mejoría en el estado de salud de Manchitas.

Después de varias semanas ofreciéndolo en adopción, Clara Gómez se comunicó con una de las rescatistas para ofrecerle un hogar permanente a Manchitas. Clara, ahora es parte del proyecto Dejando Huella y también brindó hogar temporal a  otra perra llamada Vaquita y a sus tres cachorritos bebés.

Peinado explica que los gastos médicos de Manchitas, ascendieron a los mil quetzales.

ADOPTAN A MANCHITAS

Después de varias semanas, fue adoptado. Recuperó peso, su pelaje lucía limpio y brillante, y disfrutó de un techo y cuidados.

Machitas descansando con una integrante de la familia que lo adoptó.

Manchitas vivió, tres meses rodeado de cuidados. Las rescatistas apoyaron económicamente a la familia, para que continuaran realizándole las quimioterapias, con el afán de que se sanara de la enfermedad que padecía.

Manchitas de visita en la veterinaria, para la segunda quimioterapia
Las rescatistas apoyaron durante el proceso.

EL ADIÓS PARA MANCHITAS

Manchitas es la razón por la que exista “Dejando Huella”

Peinado, explica que el martes 26 de octubre, los dueños de Manchitas, les informaron que había fallecido a causa de la enfermedad que padecía.

La familia que adoptó a Manchitas y las rescatistas, están bastante afectados por la muerte del can. Pero lo recordarán, como la razón para que el proyecto siga en marcha.

CON VISIÓN AL FUTURO

Las rescatistas, lucen sonrientes.

“Queremos hacer una campaña para crear conciencia en las personas, de que no abandone en los mercados, las personas llegan a tirar gatos en los mercados.”

Yohana Peinado

Esperan que el proyecto crezca a futuro y que con el apoyo del alcalde de Villa Nueva, Javier Gramajo, se puedan implementar los “Come dogs”   dispensadores de alimento y agua para perritos en situación de abandono.

Fotografía tomada de la página de Facebook de Neto Bran, como referencia de los Come dogs, instalados en Mixco.

También buscan realizar una campaña a nivel local, para crear conciencia en la población.

Las rescatistas llevan a los animales a la veterinaria, para su control médico

Actualmente buscan hogar para Princesa, una perrita que fue operada de unos de sus ojos, el 25 de octubre.

La operación tenía un costo de Q950 más medicamentos, pero fue donada por un grupo de médicos. La acción, fue dada a conocer a través de su página de Facebook.

Imagen tomada de la página de Dejando Huella.

¿TE GUSTARÍA APOYAR?

Las fundadoras del proyecto, explican que se puede donar:

  • Concentrado
  • Azistín
  • Shampoo para perro
  • Desparasitante
  • Sábanas o edredones
  • Casas para perro (pueden ser usadas y ellos las reparan)
  • Madera
  • Láminas
  • Productos en buen estado para vender y generar recursos
  • Personas que deseen donar su tiempo en el voluntariado.
  • Hogares temporales

Para conocer más historias de estos “ángeles de cuatro patas” como les llaman sus rescatistas, puedes visitar sus redes sociales:

Facebook: Dejando Huella

TIK TOK: dejandohuella8

E Instagram: Dejando Huella 529

Deseo que en el mundo existan más personas con la misma idea y que el mundo y Dios nos una para crear algo grande.”

Yohana Peinado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s